miércoles, 11 de mayo de 2016

Qué Tena más grande (‘in memoriam’)

Manolo Tena y el arriba firmante, en tiempos remotos, cara a cara.

Cuando lo conocí, a mediados de los noventa, Manolo Tena ya había superado la resaca de gloria y posterior desubicación que le proporcionó Sangre española, el disco de mayor éxito de su carrera. Un disco tocado por los dioses, ya que prácticamente todos los temas que lo integran son singles. Atrás, muy atrás, quedaba su bautismo de fuego con Cucharada, formación con alma punki y carcasa cabaretera que ya sólo por su actitud disidente y su osadía merece un respeto retrospectivo. También su doctorado musical al frente de Alarma!!!, trío cuyo catecismo lo presidían César Vallejo y The Police ―una mezcla demasiado exótica y exquisita para los rudos paladares del momento, ávidos de amores a primera vista y poco dados a las sutilezas― y que sonaba como ninguna otra banda española de entonces: duro pero elegante, moderno pero barriobajero, directo y lírico a un tiempo.